sexta-feira, 28 de fevereiro de 2014

Reponho uma poesia do poemário O canto em mim:

A palavra das rosas

Dai-me uma, duas palavras
com que escreva uma rosa no teu sorriso

António Eduardo Lico
Uma poesia da poetisa Claribel Alegría:

Florecen los almendros

Florecen los almendros
En Mallorca
Y no estás para verlos.
De mi balcón anoche
Los vi fosforecer.
Te llamé por tu nombre,
Conjuré tu fantasma,
Te perfilé de pétalos caídos
Y una ráfaga de aire
Te rasgó.

quinta-feira, 27 de fevereiro de 2014

Reponho uma poesia do poemário O canto em mim:

Nas águas fitava-se Narciso

Solitário em si mesmo, por isso, belo
Narciso fitava-se nas águas.
E de Eco já não ouvia a última palavra,
mortalmente ferido de si próprio
era já a flor na memória
das palavras na pedra.

António Eduardo Lico
Uma poesia do poeta boliviano Edmundo Torrejón:


TERTULIA A TU BLASÓN

                                                                                                   Para Sergio Bernardo


Hijo
cuando al orbe
eche a andar tu cause
y zarpes de éste oasis:
-Espigones de espíritu y de fuego-,
vehemente raciocinio
que esculpí en tu sino:
¡Sé ante todo libre!
Ignora todo código
que pretenda anclarte
a la pequeñez de nadie.
Encuentra aún, gentil,

en el río sutil de las desesperanzas
la aurora de tu paz
y siempre tus verdades.

(El temple de la roca es inmortal
hasta que el hombre-genio
modela sus estirpes)

Objeta siempre el cause
de los discretos pasos
y la ineptitud eterna
de los susurros cautos.

Esgrime las palabras
con la Cruz de frente;
el dogma y el ritual
son sólo circunstancias:
¡La arena del océano!...

Encuentra tu solaz
sobre el pupitre
del profundo quehacer de los sentidos
y heredarás un tiempo
de cobijar banderas.

Registra el agrio cálculo
recordando siempre
que a pesar del axioma
-teorema del sofisma-
habrá perpetuo trigo
espigando sus dones
y habrá niños bebiendo
la eternidad de un pecho.

Y cuando el sordo pan
se transmigre en misterio
para las muchedumbres
y para algunos sea
tal vez un simple acaso
superficial y absurdo,
agradece varón
por ser un convidado
¡en la rústica mesa de los desamparados!.

Habita el hombre-artífice
-mansiones sin frontera-
-agreste sucesión de signos interiores-
y tu siembra traerá
el fruto sempiterno
de la palabra plena.

Cuando el tarot del triunfo
pretenda interrogarte,
pesca la cábala en tus redes
y séllala en la Biblia
del labrar sencillo.

Huye de los límites
absurdos, insaciables;
tal vez fue el pecado
capital del hombre
poner límite a su pan y sus alforjas.

Atrapa los designios
en las arias del viento
que nunca es igual
ni siquiera a sí mismo
ni marca el mismo día en ningún calendario.

Y cuando el tiempo sea
apenas un arpegio
de vientres en potencia,
reclama de las vides:
la vida,
el canto frágil,
el paso substancial,
¡La alianza de los brazos!...

Aclama el silabario
de la letra estricta
y estalla tu crucial envergadura
en el mar de algún canto
que justifique el hombre.

Y cuando al final del tiempo
encuentres el Grial,
la vera del ideal:
¡Ninguna melodía
habrá de sofrenar
tus voces interiores!...

quarta-feira, 26 de fevereiro de 2014

Reponho uma poesia do poemário O canto em mim:

De madrugada as lembranças ardem
  
No meu quarto estou só
e comigo ardem apenas lembranças.
o meu quarto é frio
e fica azul nas madrugadas.
A muda Lara, no seu silêncio de deusa
abraça-me com os seus cabelos.

António Eduardo Lico
Uma poesia de Antonio Machado:

Abril florecía

Abril florecía
frente a mi ventana.
Entre los jazmines
y las rosas blancas
de un balcón florido
vi las dos hermanas.
La menor cosía;
la mayor hilaba...

Entre los jazmines
y las rosas blancas,
la más pequeñita,
risueña y rosada
-su aguja en el aire-,
miro a mi ventana.
La mayor seguía,
silenciosa y pálida,
el huso en su rueca
que el lino enroscaba.
Abril florecía
frente a mi ventana.

Una clara tarde
la mayor lloraba
entre los jazmines
y las rosas blancas,
y ante el blanco lino
que en su rueca hilaba.
-¿Qué tienes-le dije-,
silenciosa pálida?
Señaló el vestido
que empezó la hermana.
En la negra túnica
la aguja brillaba;
sobre el blanco velo,
el dedal de plata.
Señaló la tarde
de abril que soñaba,
mientras que se oía
tañer de campanas.

Y en la clara tarde
me enseñó sus lágrimas...
Abril florecía
Frente a mi ventana.

Fue otro abril alegre
y otra tarde plácida.
El balcón florido
solitario estaba...
Ni la pequeñita
risueña y rosada,
ni la hermana triste,
silenciosa y pálida,
ni la negra túnica,
ni la toca blanca...
Tan sólo en el huso
el lino giraba
por mano invisible,
y en la oscura sala
la luna del limpio
espejo brillaba...

Entre los jazmines
y las rosas blancas
del balcón florido
me miré en la clara
luna del espejo
que lejos soñaba...
Abril florecía
frente a mí ventana.

terça-feira, 25 de fevereiro de 2014

Reponho uma poesia do poemário O canto em mim:

Baladilla de la fuente fria que perdió la agua

En la fuente fria
me lavo las penas
y el bien que yo queria
me decia cosas buenas

fuente fria del camiñero
donde está tu agua?
Fuente clara del ayer
dáme un clavel
para prender en mi boca

Tu agua, liquido corcel
galopando con palomas
que ya no la pueden beber

Fuente fria del camiñero
donde está tu agua?
Que me arde una flor
en mi boca

En la fuente fria
me lavo las penas
y el bien que yo queria
me decia cosas buenas

António Eduardo Lico
Uma pesia da poetisa hondurenha Aleyda Romero:

DUNCAN.

Me mirás como sólo vos
podés mirarme:
fijo,
largo,
tendido.

Esperás una caricia
para entregarte todo,
ternura incondicional,
silencio perfecto,
amor sin pretensiones.

Lluvia de pelos y cariño,
huracanes de entendidos,
fiel a mi tristeza,
invisible a mi ira.
Inmune a los surcos del tiempo
a las carcajadas y al llanto.

Dolor escondido,
para que nadie sufra.
Mi Duncan, desafiando la vida
desde su mundo perruno.

segunda-feira, 24 de fevereiro de 2014

Reponho uma poesia do poemário O canto em mim:

Granada

Preciosa y suspensa en el aire
asi es Granada.
La Sierra Nevada te mira
y en su mirada van tus glorias antiguas.
Eres roja en Alhambra
y luego verde a la orija de tu Vega
donde el Geni el Darro y el Beiro
te dan su liquido beso.
Asi es Granada, y la Sierra Nevada
te lleva a sus cumbres
y las nieves se vuelven rojas.

António Eduardo Lico
Uma poesia do poeta espanhol Oswaldo Roses:

La queja de Chéjov


Esta es la flor de la soledad:
mirar,
mirar
cómo escribe una sombra mis recuerdos.
Mirar
bajo la vida alejada
el cariñoso pan,
el beso cortado y el rencor.
Ahí en prisas la muerte calla

domingo, 23 de fevereiro de 2014

Nos 27 anos da morte de José Afonso, deixo um tema bem actual:

video

Reponho uma poesia do poemário O canto em mim:

Os Faunos deixaram os jardins

Nos jardins das cidades não há Faunos
há flores, relvas, árvores,
por vezes melros,
e nenhuma ninfa.
Os deuses antigos
já não gostam dos jardins que lhes dão,
um a um, foram-se embora
e já não há Faunos nos jardins das cidades.

António Eduardo Lico
Uma poesia da poetisa de El Salvador Abigail Guerrero:

VERSOS DEL MAR

Sueño

Algunas veces sueño
que una fresca lluvia de rocío,
cual un beso dulce y frío,
me desnuda la boca
y solo entonces, desemboca
tu secreto caudal marino
te sumerges en el cieno de mi arena
y amanezco anegada en el voraz
oleaje de tu aliento,
macerado en el olor salobre de un hechizo,
conjurado en la oscuridad
secreta de tu cuerpo,
tan cercano al mío,
que cada amanecer tristemente seco,
te remontas, navegante intempestivo,
sobre tu barca lunar más remota.

sábado, 22 de fevereiro de 2014

Uma poesia do poeta Ernesto Cardenal:

Salmo 1

Bienaventurado el hombre que no sigue las consignas del Partido
ni asiste a sus mítines
ni se sienta en la mesa con los gangsters
ni con los Generales en el Consejo de Guerra
Bienaventurado el hombre que no espía a su hermano
ni delata a su compañero de colegio
Bienaventurado el hombre que no lee los anuncios comerciales
ni escucha sus radios
ni cree en sus slogans
Será como un árbol plantado junto a una fuente
Reponho uma poesia do poemário O canto em mim:

A rosa nos lábios

Uma rosa nos lábios
que se desfolha pétala a pétala
desenhando o teu sorriso.

António Eduardo Lico

sexta-feira, 21 de fevereiro de 2014

Reponho uma poesia do poemário O canto em mim:

Um Olhar Sobre a Chuva

Com olhar inexistente
olho a chuva que cai no chão
para além da vidraça

A chuva cai sempre com graça.
Vê-la através de uma janela
líquida e insubstancial

 a chuva, substância imaterial
que está para além do olhar
e para além de todas as janelas.

Redondas, as gotas, são elas
que tecem a estranha harmonia
da música que tocas ao beijar o chão

para aquém da vidraça, em vão
tento adivinhar-te caindo
com olhar inexistente

António Eduardo Lico
Uma poesia da poetisa brasileira Vanda Salles>

VIDA

No espaço vazio
Do silêncio até a palavra
O que resta a nós?


Humanamente,
Pergunto-te,
Ó irmã (o)?

- Onde está a verdade do ser?

quinta-feira, 20 de fevereiro de 2014

Reponho uma poesia do poemário O canto em mim:

O canto em mim

Canto como se fosse sempre noite
e as palavras como sombras
oráculos da voz. ausente.

O deus antigo murmura
e a música esvai-se
como se o canto fosse em mim.

António Eduardo Lico
Uma poesia do poeta argentino Manuel Lozano:


La danza

Paréceme una cueva donde guardar los hilos
que estallarían el aceite y la saliva
extendidos como sudarios por el júbilo negro.
Me río en la albura de esta profanación:
¿Son manicomios los que ríen
por mi perdida sangre, por tu perdida
/osamenta,
por el tejido de llagas?
Entre ellos va cayendo una mansión.
El germen vela a la hija más fría
de Xangó con su perro entre los pastizales.
¿Ante qué liquen era el milagro
de tu muerte hundida por un tigre que vuela?
La sed pregunta por la herida,
discurre en percepciones de rocas
de un planeta exhalado para el amor,
para otros altares.
No hay víctimas sin red,
ni lajas sepulcrales sin declives.
El soplo desnudo es un caballo.
Paréceme trepar como gramilla lejana,
tal vez humo

quarta-feira, 19 de fevereiro de 2014

Reponho duas poesias do poemário Esta brevidade das palavras:

Luz


A sombra escura nasce na luz.
A luz nasce na imagem da palavra.
A palavra nasce em segredo no Verbo.


De verde, as relvas


As relvas que se vão revelando.
Escondem-se de verde.
Ocultam toda a Primavera.

António Eduardo Lico
Uma poesia de Paul Éluard:

La terre est bleue

La terre est bleue comme une orange
Jamais une erreur les mots ne mentent pas
Ils ne vous donnent plus à chanter
Au tour des baisers de s'entendre
Les fous et les amours
Elle sa bouche d'alliance
Tous les secrets tous les sourires
Et quels vêtements d'indulgence
À la croire toute nue.

Les guêpes fleurissent vert
L'aube se passe autour du cou
Un collier de fenêtres
Des ailes couvrent les feuilles
Tu as toutes les joies solaires
Tout le soleil sur la terre
Sur les chemins de ta beauté.

Oeil de sourd
Faites mon portait.
Il se modifiera pour remplir tous les vides.
Faites mon portrait sans bruit, seul le silence,
A moins que - s'il - sauf - excepté -
Je ne vous entends pas.

Il s'agit, il ne s'agit plus.
Je voudrais ressembler -
Fâcheuse coïncidence, entre autres grandes affaires.
Sans fatigue, têtes nouées
Aux mains de mon activité.

terça-feira, 18 de fevereiro de 2014

Reponho duas poesias do poemário Esta brevidade das palavras:

Melodia que a água do rio canta...

Não há melodia na água de um rio.
É apenas água que corre.
A melodia consiste em vê-la correr.


As ondas levam-nos para longe...

A onda, um cais, um navio.
A distância que as ondas vestem.
E fazem rolar para ainda mais longe.

António Eduardo Lico
Uma poesia do poeta colombiano Victor Bustamante:

Corrección

De esa muchacha no sé su historia
En la mañana se desliza sobre el agua de la piscina,
Serena sirena.
A esta hora el sol le dora y dona su color,
Quiere verse morena
Su diminuta tanga rosa esconde su fruta ámbar,
Su cálido bosque que no tendré en mi boca
Ahora peina su cabello rojo.
En la mañana del otro día repite sus mismos actos
Sin mirar a nadie, porque sabe que la espían,
Alza sus brazos y cae el brasier
No quiero saber su historia personal.
Recoge la toalla
Los bronceadores y sus gafas negras
Luego se marcha con su tallado vestido gris
Mientras la espuela de mis deseos la protege.

segunda-feira, 17 de fevereiro de 2014

Reponho duas poesias do poemário Esta brevidade das palavras:

No Inverno o sol...

No Inverno o sol vive em Capricórnio.
Sobe alto a Sul como se esperasse.
O breve futuro mais a Norte.


O canto da cigarra


É breve o canto da cigarra.
Existe para enfeitar o Verão.
Não pode soar no Inverno.

António Eduardo Lico
Uma poesia da poetisa peruana Olga Torpoco:

FUTURO Y PASADO 
Ya están podadas las rosas
sólo tronco de ellas quedan,
un futuro hermoso
en su existencia
les espera.

Dichosa ellas
que la bellesa no les fué robada,
como aquél que pierde
toda esperanza,
vé venir la oscuridad,
no hay nada que hacer
pueda,
el alma traspasada
queda ciega.

Felíz pasado
que a consolar quedas,
no hay poder que borrarte
pueda,
fuistes, eres y serás parte
del espíritu soñadorque inquieto espera.

domingo, 16 de fevereiro de 2014

Reponho duas poesias do poemário Esta brevidade das palavras:

Areia da praia


Na praia ao pé do mar.
A areia molha-se na água.
Como se esperasse ser líquida.



Sorriso de pássaro


Como tu, que és pássaro.
Fugaz no teu gracioso voo.
Breve no teu sorriso.

António Eduardo Lico
Uma poesia da poetisa da Costa Rica Ana Istarú:

ÁBRETE SEXO

Ábrete sexo
como una flor que accede,
descorre las aldabas de tu ermita,
deja escapar
al nadador transido,
desiste, no retengas
sus frágiles cabriolas,
ábrete con arrojo,
como un balcón que emerge
y ostenta sobre el aire sus geranios.
Desenfunda,
oh poza de penumbra, tu misterio.
No detengas su viaje al navegante.
No importa que su adiós
te hiera como cierzo,
como rayo de hielo que en la pelvis
aloja sus astillas.
Ábrete sexo,
hazte cascada,
olvida tu tristeza.
Deja partir al niño
que vive en tu entresueño.
Abre gallardamente
tus cálidas compuertas
a este copo de mieles,
a este animal que tiembla
como un jirón de viento,
a este fruto rugoso
que va a hundirse en la luz con arrebato,
a buscar como un ciervo con los ojos cerrados
los pezones del aire, los dos senos del día.

sexta-feira, 14 de fevereiro de 2014

Reponho duas poesias do pemário Esta brevidade das palavras:


Melodia de areia


Uma melodia na areia.
A música que se eleva.
A clepsidra sempre vazia.


Tudo


O murmúrio da pedra.
O silêncio da erva.
Tudo é agora.

António Eduardo Lico
Uma poesia do poeta guatemalteco Javier Payeras:

Colores en el polvo

si vuelven aquellos días
en que la madrugada era
un frasco de estrellas
de balas rápidas
de gente apedreando carteles
de lágrimas cristalizadas y
dientes molidos en un pan de asfalto
aquellos días en que podíamos
llevar el corazón ceñido a la muñeca
acariciar lentamente un rostro
y guardar la mano para siempre

quinta-feira, 13 de fevereiro de 2014

Reponho duas poesias do poemário Esta brevidade das palavras:


A noite do rouxinol


Melodioso e secreto rouxinol canta.
Tange as invisíveis cordas da madrugada.
O silêncio floresce em música.


Eros e Afrodite


Colocada perante Amor, Afrodite cedia.
Os deuses queriam de Eros corromper o silêncio.
E havia uma rosa entre Eros e Afrodite.

António Eduardo Lico
Uma poesia do poeta de El Salvador Tomás Andréu:

Morada

llegué a la eternidad,
a un silencio blanco,
a un funeral interminable.
habité con mi voz
todas las formas ocultas.
fui un soplo continuo
dando vida, levantando muertos.
el vaho de mi boca
fue un río de leche que amamantó la sed.
derribé los nombres impronunciables:
las horas, los minutos, los segundos.
llegué a la eternidad,
a la muerte del tiempo.

quarta-feira, 12 de fevereiro de 2014

Reponho duas poesias do poemário Esta brevidade das palavras:


Orfeu mínimo

Havia Orfeu e havia música.
Os deuses habitavam a Terra.
O Olimpo ficava longe. Muito longe.


Mariposas verdes

Las mariposas heridas son verdes.
Verdes oscuras como los olivos.
Su vuelo eres ya la sombra.

António Eduardo Lico



Uma poesia da poetisa mexicana Leticia Luna:


Levitación de los deseos

¡Qué poco sospechábamos
Del aliento y los fluidos misteriosos
 Bajo la piel ardiente!

Si me hubieran dicho
Que bao tu apariencia
Guardabas un volcán
Jamás hubiera hipnotizada
 Remado hacia tu hoguera

¡Qué maravilla la expiración
                    De ese volcán!

Y tú y yo sentados en la barca
Atravesando las aguas rojas
Y el torbellino azul de los deseos

terça-feira, 11 de fevereiro de 2014

Reponho duas poesias do poemário Esta brevidade das palavras:


Era um rio...

Era um rio, era alegria.
Algas verdes, que eram rosas.
Escorriam, e coroavam os teus cabelos.


Primavera e música


Como se fosse música.
Ou a Primavera que corria.
Sem saber que o Verão estava perto.

António Eduardo Lico
Uma poesia da poetisa chilena Isabel Gómez:

SOLILOQUIO

Tendrás aquí los siglos que me unen,
esa mirada apenas perceptible
en el solitario diván de los silencios.
Éramos posible entonces, largamente posibles:
mi gran miedo y tu miedo
mi propio ser aún no descubierto.
Éramos el espejo cilíndrico
que nos fue guardando
cuando tu evidencia de mundo solía perturbarnos
tras mi auxilio de voces y de ausencias.
Sin embargo,
pido la neutral llanura del olvido
para que detrás del destino
las horas continúen
amalgamando soliloquios
de esperma en los sentidos.
Aquí, el apio de la soledad enmudece el estío
mientras la lluvia introduce sus pasos por el mundo.

segunda-feira, 10 de fevereiro de 2014

Reponho duas poesias do poemário Esta brevidade das palavras:



Green Fire


Was the fire, was the heat.
Was the green of your eyes.
Was the whiteness of your tears.



El Tocaor


El tocaor rompe la guitarra.
Vuelan pájaros rojos de sus cuerdas..
Y el tocaor toca por bulerias.

António Eduardo Lico
Uma poesia da poetisa Dominicana Carmen Parra (do poemário El quarto rojo):


VI
Fumo un cigarrillo y pienso en ti.
Con el humo escapo al aire,
Vuelo hasta llegar
A transformarme en el oxígeno
Que te permite respirar.
Aprovecho tu descuido y pienso en ti.

domingo, 9 de fevereiro de 2014

Reponho duas poesias do poemário Esta brevidade das palavras:

Como se o mar nos teus olhos...

Havia mar nos teus olhos.
O mar todo.
E eu, o desolado navio.


Neve e fogo


Era neve e era pássaro.
O fogo que ardia impetuoso.
E marcava de rosas o teu corpo.

António Eduardo Lico
Uma poesia do poeta cubano Alpidio Alonso-Grau:



LIBRO DEL VIENTO

Libro del viento
en tus páginas se espesa el pájaro

El pájaro apoyado en la nada

Libro del viento: escalera de sangre


Quien oye del pájaro el grito
huye del árbol rojo

Del árbol rojo
sube a la nada el pájaro
por una escalera de sangre

sábado, 8 de fevereiro de 2014

Reponho duas poesias do poemário Esta brevidade das palavras:


Fuente y rosa


Era fuente.
Y era rosa.
Tu boca cerrada.


El ruiseñor, el rocío y el llanto


El ruiseñor canta en la noche.
Y la noche se llena de silencios.
En la mañana el rocío es el llanto de la noche.

António Eduardo Lico
Uma poesia de Walt Whitman de Leaves of Grass

NO LABOR-SAVING MACHINE

No labor-saving machine,
Nor discovery have I made,
Nor will I be able to leave behind me any wealthy bequest to found
hospital or library,
Nor reminiscence of any deed of courage for America,
Nor literary success nor intellect; nor book for the book-shelf,
But a few carols vibrating through the air I leave,
For comrades and lovers